Dosimetría de ruido ¿Cuándo NO es necesario medir en bandas de a octavas?

Un método sencillo para conocer el rango de frecuencias de un sonido, midiendo con un equipo que no analiza octavas ni tercios.

Una pregunta típica que nos hacen a los especialistas cuando hablamos de dBA es "¿Qué significa la "A" detrás del dB?"

Sabemos que el oído humano percibe la misma energía a diferentes frecuencias como diferente volumen, y por eso las señales de sonido se filtran mediante un medidor de nivel de presión sonora para imitar esa propiedad del oído humano. Hablamos entonces de la denominada ponderación “A” del nivel de presión sonora, o dBA. 

La escala de decibeles es logarítmica y referenciada al ser humano, donde cero dBA corresponde al umbral de audición (Mínimo Promedio de percepción para una población estándar), y 130 dBA es aproximadamente el umbral del dolor (también en promedio).

El filtro “A” se usa ampliamente y  corresponde aproximadamente a la inversa de la curva de igual percepción de volumen de 40 dB (a 1 kHz) para el oído humano. Con este filtro, el sonómetro es menos sensible a las frecuencias bajas y a las muy altas. Las medidas realizadas con esta escala se expresan como dBA.

A partir de una medición de dBA, no es posible una descripción precisa del sonido ni del volumen esperado. El nivel sonoro ponderado no es un parámetro fisiológico ni físico. El nivel de presión sonora ponderado es menos preciso para indicar la sonoridad percibida como una verdadera medida de sonoridad, pero es mucho más fácil de manejar pues ofrece un único valor en lugar de muchos pares de valores “Frecuencia : Decibeles”.

dBC: El filtro “C” es prácticamente lineal en varias octavas y es mucho más adecuado que usar dBA para mediciones subjetivas a niveles de presión sonora más altos, corresponde aproximadamente a la inversa de la curva de igual percepción de volumen de 90 dB (a 1 kHz) para el oído humano. Tal como se aprecia gráficamente, el oído estándar es más sensible a bajas frecuencias (relativo a 1 kHz) a medida que el nivel sonoro aumenta.

No existe una fórmula de conversión de los valores medidos de dBA al nivel de presión sonora “Lineal”. Eso sería posible si se estuviera frente a un tono puro, es decir midiendo una sola frecuencia.  Tampoco se pueden convertir valores medidos en dBC a valores en dBA (o viceversa) si se desconoce la composición de frecuencia de la señal.

Las lecturas de un tono puro de 1 kHz deben ser idénticas, ponderadas o no.

Originalmente entonces, la curva A era para niveles hasta 40-50 dB, había una curva B para niveles entre 40 y 90 dB, y la curva C estaba destinada a niveles superiores a 90 dB. Los productores de ruido prefieren la curva A para todos los niveles (ofrece valores más bajos, y con números menores los ruidos parecen más bajos) y actualmente es la utilizada como referencia. Estas curvas están taxativamente definidas en las normas DIN IEC 61672 y sus antecedentes.

La diferencia numérica entre ambas puede verse en la siguiente tabla de a octavas.

Y evidentemente se da también la inversa, si conocemos la diferencia entre ambas mediciones (dBC y dBA) para un tono puro podremos calcular la frecuencia del mismo, y si el ruido fuera compuesto (de banda ancha) se puede estimar la frecuencia dominante. Para eso se define dB(C-A) simplemente como la resta de dBC - dBA.

EJEMPLOS:

  • Si dB(C-A) es Negativo sabremos que la frecuencia es mayor a 1000 Hz y dependiendo del valor:
    -1,9 = Mayor que 5500 Hz      -1,7 = aproxim. 3000 a 3500 Hz      -1,0 = aproxim. 1500 a 1550 Hz

  • Si dB(C-A) es cercano a 0,0 = Obviamente la frecuencia es alrededor de 1000Hz (frecuencia de referencia)

  • Si dB(C-A) es Positivo sabremos que la frecuencia es menor a 1000 Hz y dependiendo del valor:
    +3,0 = aproxim. 500 a 550 Hz      +9,0 = aproxim. 225 a 250 Hz      +16 = aproxim. 130 Hz

En los medidores de nivel sonoro siempre se debe especificar la constante de tiempo (S, F, o I) pues la indicación está muy influida según el tiempo de respuesta sensible y el de decaimiento. Las configuraciones usuales son:

El mismo fenómeno físico da valores muy diferentes con distintas constantes de tiempo. Es esencial que cuando se usa dB(C-A) estemos seguros de que ambas mediciones (dBC y dBA) se realizan con la misma constante de tiempo (usualmente Slow).

INSTRUMENTACIÓN

QUEST Edge - Dosímetros de ruido

Equipos sofisticados como los Dosímetros Quest Edge pueden medir en ambas ponderaciones simultáneamente y también indicar automáticamente los valores dB(C-A) al finalizar el estudio.

Con el modelo eg5, tiene la opción de habilitar la medición C-A y ver los valores en tablas y gráficos (también llamados “paneles”) en la PC.

QUEST Edge - Dosímetros de ruido

Para su configuración, C-A se selecciona en la pantalla del programa DMS. Una marca de verificación rápida activa esta medición y se puede ver en la pantalla. Los parámetros de configuración deben ser similares a la figura siguiente.

QUEST DMS - Software. Administración y descarga de datos

Con un analizador de frecuencias en bandas de a octavas el resultado es más rápido y confiable. Hace varios años los equipos que hacían análisis de frecuencias eran grandes y caros. Recientemente con el continuo abaratamiento y miniaturización de los elementos electrónicos pueden verse microdosímetros con análisis de a octavas y a precios similares a los convencionales. 

INLITE DOSEMAX - Dosímetro

Por ejemplo el modelo DoseMax a continuación. Un equipo muy pequeño, sin cables, con análisis de a octavas capaz de indicarlos en la misma pantalla (no es indispensable el programa de PC, aunque facilita el uso y visualización de muchas opciones)

Con cualquiera de estos equipos se pueden realizar dosimetrías de jornadas completas o parciales identificando no solamente la necesidad o no de protección auditiva sino también cual es la frecuencia en la que se necesite mayor atenuación y así seleccionar el Equipo de Protección Personal más adecuado.

 

  • Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.