Combatiendo el síndrome de la visión ante ordenador.

El continuo trabajo ante pantalla de ordenador está generando problemas oculares y de visión que se están tipificando como el Síndrome de Visión en Ordenador (Computer Vision Sindrome). La AOA (American Optometric Association) lo ha definido como conjunto complejo de problemas de ojo y visión relacionados con trabajo ante pantalla próxima y experimentados durante o en relación con el uso de ordenadores.


Se refiere a una serie de síntomas comunes a usuarios de ordenador, que incluyen:
- Ojos cansados. Lagrimeo ocular u ojos húmedos.
- Visión borrosa.
- Doble visión.
- Irritación ocular.
- Dolores de cabeza.
- Dolores de cuello y espalda.
- Fatiga general.
- Ojos secos.
- Escozor en los ojos.
- Enrojecimiento ocular.
- Dificultades de enfoque de la vista.

Para los que pasan más de tres horas diarias trabajando ante su ordenador, estos síntomas son precursores, a su vez, de problemas de más largo alcance, de baja de moral en el trabajo y descenso de la productividad. Estudios aparecidos en el Journal of the American Optometric Association indican que, incluso pequeños niveles de degradación visual, pueden reducir la productividad entre un 4 a un 8%.
La AOA y el NIOSH (según una investigación de 1994) estiman que cerca del 90% de los 70 millones de trabajadores que utilizan ordenador en Estados Unidos experimentarán tensión ocular y problemas de visión. Igualmente, la AOA informa que aproximadamente el 14% de los pacientes que acuden a las consultas de oculistas es debido a esfuerzos oculares relacionados con el trabajo ante la pantalla de ordenador.
No existen pruebas científicas ni clínicas que demuestren que el ordenador sea causa de daños a largo plazo en los ojos. De hecho, no existe radiación peligrosa ionizante (rayos X), ni radiación no ionizante (ultravioleta). Incluso las emisiones electromagnéticas están muy por debajo de niveles preocupantes.
Sin embargo, los síntomas externos que caracterizan el Síndrome de Visión en Ordenador (SVO) se multiplican. En 1992, 10 millones de personas buscaron tratamiento en relación con dichos síntomas. Otro estudio indica que en 1995 fueron 15 millones de personas las que se quejaron de estos problemas de visión.
El crecimiento no es extraño, se ajusta al papel cada vez más importante que el ordenador desempeña en la sociedad actual. Por todas partes se han desarrollado los nuevos entornos informáticos con nuevas demandas ambientales, físicas y visuales.
Los expertos no se ponen de acuerdo en cuanto a la prevalencia de un tipo de factores u otro:Hay quien subraya el papel de los factores ambientales: diseño adecuado del puesto de trabajo, asiento confortable a la altura adecuada, mesa, distancias ojo pantalla, deslumbramiento, reflejo de luz, hábitos de trabajo incorrectos. Según esto, el diseño cuidadoso del puesto reducirá drásticamente los síntomas de SVO.
Otros afirman que los síntomas son básicamente problemas fisiológicos relacionados con la manera en que funciona nuestro órgano de visión. La lectura en pantalla es diferente a la lectura en un libro o un periódico. Las imágenes en pantalla no tienen la misma definición y el usuario debe constantemente enfocar y volver a enfocar  (involuntariamente) para mantener las imágenes suficientemente definidas. El resultado es un esfuerzo repetitivo de los músculos oculares que puede acabar en un defecto de acomodación y el desencadenamiento de síntomas. A este respecto se recomienda el uso de gafas especiales con cinco diferentes capas: antirreflejos, coloreada, contra radiación ultravioleta, contra el rayado y, eventualmente, según prescripción correctora de defectos de acomodación.
Ya sea por cambio de las condiciones ambientales, ya sea por tratamiento de los problemas fisiológicos, o por ambos a la vez, se  pueden prevenir los síntomas de SVO y curarlos, según los expertos. Por ello, se trata  de encontrar un enfoque conjunto entre los diseñadores ergonómicos y los profesionales de cuidados oculares con el objeto de enfrentarse eficazmente a los síntomas de SVO.

Todavía son pocas las empresas que establecen planes de protección ocular de los empleados que trabajan ante pantalla de ordenador. Sin embargo, existe una creciente concientización sobre esta problemática. Ello ha de conducir a un proceso de formación y a decisiones de índole económica para enfrentarse a la situación.

Resumiendo, pueden apuntarse algunos consejos para prevenirle síndrome de visión en ordenador:

- Mantener la pantalla del ordenador ligeramente por debajo del nivel de los ojos, unos 10 ó 20 grados de inclinación, de manera que el centro de la pantalla este entre 10 y 22 cm por debajo del nivel de los ojos.
- Mantener una distancia de 50 a 65 cm entre la pantalla y los ojos.
- El material escrito de referencia se colocará pegado a la pantalla y al mismo nivel.
- Mantener la pantalla con el máximo contraste y con un brillo moderado.
- Limpiar la pantalla con un limpiador específico. Una pantalla sucia dificulta la visión.
- Modificar la iluminación hasta eliminar el deslumbramiento y los reflejos, usar pantallas contra reflejos, filtros, coberturas y mobiliario no reflector.
- Realizar numerosos minidescansos, tratando de mirar a otra parte para dar un descanso  a los ojos.
- Cuando los ojos empiezan a estar secos, parpadear rápidamente para volver a humedecerlos.
- Visitar al oculista, recogiendo algunos datos de la consulta. Por ejemplo, sobre los síntomas de tensión ocular que están sintiendo y cómo y con qué frecuencia ocurren.

 

  • Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.