Desinfección por radicales libres

PERÓXIDO DE HIDRÓGENO Y OZONO - DESINFECTANTES INDUSTRIALES

La eficiencia del oxígeno como agente terapéutico quedó en evidencia cuando en 1931 el Dr. Otto Warburg ganó el Premio Nobel al probar que los virus (anaeróbicos) no pueden existir ni proliferar en un ambiente con altos niveles de oxígeno.

Se considera que incorporar elementos oxigenante a los organismos, como el ozono (O3) y el Peróxido de Hidrógeno (H2O2), pueden generar compuestos reactivos conocidos como radicales libres. Se define al radical libre, como un átomo o grupo de átomos, que posee un número impar de electrones y a fin de equilibrarse buscar «robar» de otra molécula el electrón faltante, lo cual puede poner en marcha una cascada de eventos (cascada radicalar), ya que las moléculas «robadas» intentarán a su vez reequilibrarse.

El O3 y el H2O2, son las sustancias más simples para oxigenar eficazmente.

Cuando el Ozono se descompone en agua o se utiliza Peróxido de Hidrógeno, los radicales libres que se forman tienen gran capacidad de oxidación y desempeñan un papel activo en el proceso de desinfección.

En general se cree que las bacterias son destruidas debido a la oxidación protoplasmática, dando como resultado la desintegración de la pared de la célula (fisuramiento o lisis de la célula). La eficacia de la desinfección depende de la susceptibilidad de los organismos a ser tratados, del tiempo de contacto y de la concentración de ambos compuestos.

Al ser ambos compuestos tóxicos en cantidades industriales es necesario poder medir su concentración, para evitar la intoxicación de quienes los manipulan o trabajan en ámbitos donde se los utiliza como desinfectantes.

El SKY2000 en sus versiones para H2O2 y O3, cada uno en diferentes rangos y resoluciones, es un equipo ideal para medición de estos parámetros. Portátil, liviano y de bajo costo.


Aunque pueden medirlo de forma fija a través de otros monitores con bomba integrada o sin ella, con alarma integrada o sin ella.

También existen otros equipos multiparamétricos que tienen la posibilidad de incorpoarar sensores para estos dos parámetros en simultáneo (de hecho, hasta 18 sensores con distintos principios de funcionamiento).


EL PEROXIDO DE HIDROGENO

El agua oxigenada (H2O2), técnicamente conocida como Peróxido de Hidrógeno (PH), se desarrolló en la década de 1920 con el objetivo de contener infecciones y gangrenas de soldados en el frente de batalla, beneficio que se hizo evidente durante la 2ª Guerra Mundial. En nuestro contexto depurativo, el agua oxigenada tiene la virtud de ser un práctico bactericida, desparasitante y sobre todo, un eficiente aportante de oxígeno.


USOS

Es sencilla de preparar y muy confiable. Si bien su campo de aplicación es muy vasto, aquí nos ocuparemos principalmente de su consumo como eficaz bactericida y desparasitante.

·  Para desinfectar herramientas para cultivos: El peróxido de hidrógeno es un producto 100% biodegradable que no genera residuos una vez se descompone y que tiene un bajo grado de fitotoxidad (efecto tóxico producido por un compuesto sobre el crecimiento de las plantas). Por estas razones, es apto y efectivo en los procesos de agricultura. También puede emplearlo en sus actividades de plantación y vivero para potenciar el crecimiento y protección de los cultivos
·  Usos del peróxido de hidrógeno en la medicina: Algunos leucocitos en la sangre producen peróxido de hidrógeno de manera natural que funciona como un método de defensa contra bacterias, virus, toxinas, hongos y demás agentes contaminantes que representen un riesgo para el cuerpo.
·  Usos domésticos: Gracias a su acción desinfectante, se usa para la limpieza de baños, cocinas, baldosas, pisos, vajillas y demás, es un gran blanqueador, desodorizador, higienizante y quitamanchas.

La vaporización de peróxido de hidrógeno consiste en vaporizar una solución acuosa de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada en solución al 35%), mediante el uso de una máquina Vaporizadora. 

El proceso de desinfección de una sala o habitación alcanza unas 3 horas de trabajo entre la preparación del espacio infectado, el suministro del vapor de peróxido de hidrógeno, y el ciclo de descontaminación y aireación del espacio.


MANIPULACIÓN

El peróxido de hidrógeno puede ser perjudicial para la salud humana si se ingiere, inhala o tiene contacto con ojos y piel. Puede producir irritación en las mucosas y las vías respiratorias, dermatitis, quemaduras en la piel y en contacto con los ojos puede generar ulceración de la córnea. De igual forma, inhalar grandes concentraciones (más del 10%) de vapores de este compuesto puede producir irritación pulmonar severa.

Los lugares en los que se manipula este compuesto en grandes cantidades se debe contar con las medidas necesarias para tratar situaciones de emergencia relacionadas al peróxido de hidrógeno.

OZONO

El ozono constituye una herramienta eficaz a la hora de combatir contaminantes químicos y biológicos en aire (bacterias, virus y hongos, así como compuestos químicos nocivos emanados por mobiliario, moquetas, fotocopiadoras, cocinas, etc.)

Es un desinfectante químico muy fuerte y su uso en el tratamiento de agua es cada vez más común. El ozono (O3) es un alótropo del oxígeno con tres átomos de este. La palabra ozono proviene del griego ózein, que significa “oler”. En el aire el ozono tiene un olor muy característico, este es detectable por la mayoría de las personas en concentraciones mayores a 0.1 ppm.


USOS

·  Instalaciones que concentran un número elevado de personas.  En estas zonas, los tratamientos con ozono desinfectan el ambiente y también actúan sobre las superficies y tejidos. Además, el ozono consigue depurar los conductos de ventilación.
·  Industria. El ozono es un perfecto aliado en los procesos de lavado de alimentos a nivel industrial, sustituyendo a los productos químicos utilizados de forma convencional, para alimentos como pescados, carnes, frutas, verduras u hortalizas, garantizando la eliminación de bacterias como la salmonella.


VENTAJAS

·  El ozono tiene propiedades fungicidas y es capaz de destruir todo tipo de toxinas, bacterias y virus - como el COVID-19 - presentes en un ambiente, purificando el aire con cada aplicación.
·  Los tratamientos con ozono renuevan y oxigenan el aire en espacios cerrados, eliminando olores, y todo tipo de agentes nocivos.
·  Al tratarse de un gas, es capaz de llegar a cualquier área.
·  Reduce esfuerzos y tiempo en la limpieza y desinfección de determinadas superficies como tapicerías y tejidos, y en lugares de difícil acceso con otros medios.
·  Los tratamientos con Ozono también pueden aplicarse en el agua, sin que interfiera con el pH, con lo que se evita añadir productos como cloro.


GENERACIÓN DE OZONO

El ozono es inestable (explosivo) en altas concentraciones (>23%) y en condiciones ambientales este se degrada con facilidad. Por lo tanto, no se puede almacenar en tanques presurizados. 

Este se puede generar por métodos fotoquímicos, electrolíticos y radioactivos. El método más común es el de descarga de corona. En este método, se hace pasar oxígeno por un campo eléctrico, que se genera aplicando un potencial de alto voltaje a través de dos electrodos separados por un material dieléctrico (Figura 1). Al pasar las moléculas de oxígeno a través del campo eléctrico, estas se rompen en iones de oxígeno altamente reactivo (O·), estos radicales reaccionan entre sí para formar moléculas de ozono.  El grosor de la separación por el cual pasa la corriente de gas (rico en oxígeno) es de 1 a 3 mm.

 

  • Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web