Disposiciones sobre calibración de instrumentos

¿CADA CUÁNTO TIEMPO DEBO RECALIBRAR MI DETECTOR DE GASES PARA CUMPLIRLAS?

Para cualquier detector de gas utilizado en lugares potencialmente peligrosos, la norma OSHA 1910.146, lo mismo que las distintas normas IRAM relacionadas con el tema (IRAM IEC 60079-14, IRAM-IAP-IEC 79-XX/0), requieren el uso de un instrumento calibrado. Según la norma OSHA CPL 2.100, el equipo se debe mantener y calibrar de acuerdo con las directrices del fabricante.
Se recomienda comprobar la precisión de cualquier monitor portátil mediante su exposición a concentraciones conocidas de los gases de prueba, previo a su uso diario. Una de las preguntas más frecuentes es si hay alguna circunstancia en que el período entre las comprobaciones de calibración se puede ampliar. La ISEA (Asociación Internacional de Equipos de Seguridad) proporciona un procedimiento para esto (consulte el apéndice al final de esta nota).

siafa calibraciones

PÉRDIDA DE SENSIBILIDAD DEL SENSOR

El motivo por el que se insiste en comprobar la precisión de la celda, en el período de tiempo que corresponda, radica en la necesidad de evitar cualquier pérdida de sensibilidad debido a las sustancias tóxicas o supresoras del sensor (posiblemente presentes en la atmósfera controlada), el desgaste, el recubrimiento o secado de los sensores, el daño mecánico por caídas o inmersión en líquidos u otras causas. En el caso de los sensores de gas combustible (catalíticos o infrarrojo), los efectos perjudiciales se pueden deber a las altas concentraciones del gas o la exposición a sulfuros, compuestos halogenados, plomo tetraetílico o lubricantes con silicona. En el caso de los PID (detectores de fotoionización), la exposición a compuestos pesados y oleosos o a algunos fosforados puede dar lugar a un recubrimiento de la lámpara y el sensor, también la condensación del agua puede dañar la ventana de la lámpara de vidrio común.

Algunos otros factores pueden provocar una pérdida de sensibilidad aparente (por ejemplo: fugas en las sondas, la conexión de la bomba y calibración o factores de corrección incorrectos).

siafa calibraciones

Niveles de aproximación a las comprobaciones de calibración
Las comprobaciones de calibración se pueden realizar por niveles:
1. Comprobación de la bomba.
El medidor muestra una fuente de gas y demuestra alguna respuesta o incluso genera una alarma. El gas puede ser de calibración o una fuente indefinida como un encendedor (butano) para los detectores de gases explosivos.
2. Verificación de campo.
El medidor muestra el gas de calibración y el usuario comprueba que las lecturas se incluyen en una cantidad predefinida, normalmente ±10% o ±15% de la concentración del gas de calibración.
3. Calibración completa.
El medidor muestra el gas de calibración y las lecturas se ajustan (de forma automática o manual) a la concentración del gas patrón con trazabilidad reconocida.
4. Calibración de fábrica.
El medidor se envía a un centro de servicio técnico autorizado por la fábrica para su prueba y ajuste (la mayoría de los nuevos equipos no incluyen este requisito).
Empiece por el nivel 1 y si éste falla, pase al siguiente y así sucesivamente.

FRECUENCIA DE CALIBRACIÓN

Por lo general, los instrumentos más modernos soportan la calibración durante varios días, semanas o más, sobre todo si se utilizan ciclos de trabajo. A pesar de que las calibraciones semanales son un punto de partida óptimo para el uso general, la frecuencia de calibración se debe determinar en función del nivel de riesgo. Cuanto mayor o más frecuente sea el riesgo, así también deberá ser el intervalo de calibración. El método más seguro consiste en probar el instrumento con una concentración conocida del gas antes de su uso o exposición. Si la situación no permite realizar comprobaciones del sensor diarias, se recomienda el siguiente procedimiento para establecer un programa de calibración seguro y prudente. Este procedimiento se basa en la recomendación de la ISEA, destinada originalmente a los sensores de gases combustibles. Sin embargo, resulta adecuado para muchos otros sensores (electroquímicos, UV, entre otros), y muchos fabricantes recomiendan esta manera de proceder para todos los sensores.
Durante el período de uso inicial de al menos diez (10) días en un ambiente con condiciones conocidas o previsibles, compruebe diariamente la respuesta del equipo para asegurarse de que no haya ningún compuesto tóxico en el ambiente u otro elemento que pueda provocar una pérdida de sensibilidad en los sensores del instrumento. Este período debe ser lo suficientemente largo como para garantizar que los sensores están expuestos a todas las condiciones que puedan tener efectos adversos en dichas celdas.

1. Si las pruebas contra un gas patrón demuestran que no es necesario hacer un ajuste, el tiempo entre comprobaciones se puede ampliar. Este intervalo ampliado no puede ser superior a treinta (30) días.
2. Aunque no es necesario reemplazar los sensores al final del período de garantía si funcionan correctamente, puede ser conveniente hacerlo para minimizar el riesgo de avería durante el intervalo entre comprobaciones del/los sensor/es contra gas/es patrón/es.
3. Se debe registrar el historial de datos de comprobaciones del instrumento y realizar un seguimiento por desvíos, desgaste, etc.
4. Cualquier nueva condición, incidente, rutina o exposición a los contaminantes que pueda tener efectos adversos en el estado de calibración de los sensores debe desencadenar una comprobación de la precisión del equipo previo a su próximo uso.

Si en algún momento hay alguna duda con respecto a la precisión del equipo, vuelva a comprobar la precisión mediante la exposición de los sensores a una concentración del gas patrón de prueba antes del próximo uso. El nivel de precisión óptimo se obtiene realizando la calibración en el sitio de medición a la misma presión y temperatura, justo antes de la medición y, si es posible, que el gas de calibración tenga una concentración similar o lo más cercana posible al gas de prueba. Si el instrumento está equipado con una bomba de muestreo, es importante comprobar la bomba y la vía de muestreo para determinar que el flujo de aire sea correcto. Un método sencillo para comprobar la bomba, consiste en bloquear la entrada brevemente con el dedo y observar si se produce una succión y un posterior estado de alarma del detector.

APÉNDICE
Declaración de la Asociación Internacional de Equipos de Seguridad en la Verificación de calibración para monitores de gas portátiles de lectura directa usados en espacios confinados.
 
ISEA (Asociación Internacional de Equipos de Seguridad) es la principal asociación de fabricantes de equipos para salud y la seguridad ocupacional de E.E.U.U., incluidos los instrumentos de control ambiental. La ISEA se dedica a proteger la salud y seguridad de los trabajadores mediante el desarrollo de normas laborales, la capacitación de los usuarios en relación con las prácticas laborales seguras y la prevención de la exposición a condiciones ambientales adversas. ISEA ha redactado la siguiente declaración para garantizar la coherencia en toda la documentación y para destacar la necesidad de comprobar la calibración al utilizar monitores de gases portátiles en espacios cerrados:
Declaración:
1. Necesidad de una declaración para la comprobación de la calibración:
a. Poner énfasis, ante OSHA y otros organismos de creación de normas, en la importancia de verificar la calibración de los instrumentos utilizados para monitorear ambientes con compuestos potencialmente peligrosos.
b. Aclarar las diferencias entre una calibración completa y una prueba funcional (contraste). c. Aclarar tanto cuando sea necesario realizar pruebas diarias, como cuando se pueden realizar las pruebas con menor frecuencia.
2. Definición de dos métodos de verificación de la calibración:
a. Prueba funcional (contraste) - es una forma de comprobar la calibración mediante una concentración conocida del gas (patrón) de prueba para demostrar que la respuesta del instrumento al gas de prueba se encuentra dentro de los límites aceptables.
b. Calibración completa - es el ajuste de la respuesta del instrumento para que coincida con el valor deseado, comparado con una concentración conocida del gas (patrón) de prueba.
3. Frecuencia recomendada de la comprobación de la calibración:
a. Se debe realizar una prueba funcional (contraste) o una calibración completa de los monitores de gas portátiles de lectura directa con un gas de prueba adecuado antes de cada uso diario y de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
b. Todos los instrumentos que no superen la prueba funcional (contraste), por su alto desvío respecto al rango aceptable, se deben ajustar mediante una calibración completa antes del próximo uso.
c. Nota: si se sospecha que las condiciones ambientales puedan afectar el rendimiento del instrumento, la verificación de calibración se debe realizar con mayor frecuencia.
4. Si las condiciones (ambientales, laborales o las que sean) no permiten el análisis diario para comprobar la calibración, se puede realizar la comprobación con menos frecuencia si se cumplen los siguientes requisitos:
a. Durante el período de uso inicial de al menos diez (10) días en un ambiente con condiciones conocidas o previsibles, se deberá comprobar la calibración diariamente la respuesta del equipo para asegurarse de que no haya ningún compuesto tóxico en el ambiente u otro elemento que pueda provocar una pérdida de sensibilidad en los sensores del instrumento. Este período debe ser lo suficientemente largo como para garantizar que los sensores están expuestos a todas las condiciones que puedan tener efectos adversos en dichos sensores.
b. Si las pruebas contra un gas patrón demuestran que no es necesario hacer un ajuste, el tiempo entre comprobaciones se puede ampliar. Este intervalo ampliado no puede ser superior a treinta (30) días.
c. El historial de servicio del instrumento desde la última verificación se puede determinar asignando el instrumento a un trabajador; ó si se establece un sistema de seguimiento por el usuario (por ejemplo, un registro de uso del equipo).

Referencias:

- RAE Systems. Nota Técnica TN-148. DEFINING THE INTERVAL BETWEEN CALIBRATION CHECKS

- ISEA. International Safety Equipment Association
 

 

  • Mediante un acuerdo con el IRAM, Siafa ofrece las normas originales ISO, IRAM y otras; licenciadas directamente a nombre del usuario final, y al mismo precio de lista que en el IRAM, o aún menor..!
    Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.