¿Es más caro no pagar una calibración?

SONIDO ¿qué es calibrar?

Desafortunadamente, la palabra calibración (en cuestiones de sonido) ha terminado teniendo dos significados bastante diferentes: 

  • Describir el uso de un “calibrador” portátil de sonido en relación con el chequeo puntual para una medición  específica.
  • Describir la verificación periódica que se lleva a cabo en un laboratorio de calibración que asegura mediciones trazables por largos periodos. 

Y decimos desafortunadamente porque solamente la realizada en el laboratorio cubre un amplio rango de frecuencias y de niveles además de otras comprobaciones y múltiples ajustes, que con un calibrador portátil son imposibles de realizar. ¿Cuáles son esas diferencias?

Verificación y certificación periódica

La verificación y certificación periódica (calibración “verdadera”) lleva lo anterior un paso más allá. De forma regular (usualmente cada año) los medidores de nivel de sonido, micrófonos y “calibradores” portátiles de sonido se deben examinar en un laboratorio y medir exhaustivamente para determinar su sensibilidad, respuesta en frecuencias, precisión y constancia en el nivel, etc. Y con esos datos extender un Certificado de Calibración.

Laboratorio de Calibración de Siafa en Buenos Aires

La verificación periódica siempre se realiza en un laboratorio de calibración. Toda la instrumentación para acústica debe estar sujeta a verificación periódica para garantizar un funcionamiento adecuado y confiable. El Laboratorio de Calibración de Siafa en Buenos Aires, y el de Norsonic en Noruega (NCL) pueden hacer esto para usted, ¡incluso si su equipo de medición de sonido fuera de otras marcas o no hubiera sido vendido por nosotros!

Sistema de Calibración de Norsonic (Noruega)

1.- Computadora
2.- Voltímetro de precisión
3.- Cámara de medición con micrófono de referencia.
4.- Termómetro / higrómetro
5.- Barómetro
6.- Generador de señales
7.- Unidad de prueba
8.- Calibrador de sonido

En este caso el sistema de calibración se basa en una PC que controla el generador de señal, el voltímetro, la unidad de prueba y el equipo a calibrar. La computadora también lee el barómetro, el higrómetro y el termómetro, que se incluyen con el sistema para proporcionar los datos ambientales necesarios de manera rápida y precisa para los informes de calibración.

Usando un “calibrador” portátil de sonido

Cuando vaya a realizar mediciones de sonido, deberá asegurarse de medir correctamente el nivel de presión sonora. Como vimos, el procedimiento para asegurar que su medidor de nivel sonoro mide correctamente se llama calibración, se lleva a cabo en un laboratorio, y para las mediciones de sonido es primordial, ya que muchas veces se tomarán acciones legales basadas en los niveles de sonido y ruido medidos.

A menudo este sofisticado procedimiento se confunde con el uso de “calibradores” portátiles cuyo origen y necesidad se remontan a aquellos días en que era más fácil diseñar un generador estable de sonido que un medidor de nivel sonoro muy estable. Afortunadamente, este ya no es el caso, los sonómetros son tan estables como los “calibradores”. Sin embargo, el micrófono sigue siendo un dispositivo bastante delicado diseñado para cumplir con todas las especificaciones solicitadas. Por lo tanto son vulnerables y fácilmente sujetos a daños a menos que se tenga mucho cuidado, lo que lleva a realizar comprobaciones puntuales mucho más frecuentes que una verdadera calibración.

Por lo tanto se puede decir que un “calibrador” portátil es un dispositivo para chequear con bastante probabilidad la ausencia de daño en el micrófono, y también un dispositivo para reajustar la sensibilidad GLOBAL del medidor de nivel de sonido que ya haya sido calibrado y certificado adecuadamente en un laboratorio.

Muchas mediciones estandarizadas requieren que se chequee el medidor de nivel sonoro con un calibrador portátil antes y después de cada sesión de medición. De esta manera, puede afirmarse con bastante seguridad que todos los datos se hayan adquirido correctamente y de que no haya habido grandes cambios en el equipo durante la sesión de medición.

Para chequear un medidor de nivel de sonido, utilizamos lo que se llama un calibrador portátil de sonido, como el calibrador de sonido Norsonic Nor1255 o Nor1256. Un calibrador de sonido como estos está diseñado para producir un nivel de presión acústica constante, repetible y conocido.

Esta “calibración” se lleva a cabo montando el calibrador en el micrófono como se muestra en la imagen y luego se enciende el calibrador.

Si el sonómetro no indica el nivel de presión sonoro correcto y la diferencia no es muy grande, la ganancia general del sistema se puede ajustar hasta que se indique el valor correcto (CUIDADO! NO EN CUALQUIER LUGAR! En varios países se imponen restricciones a su derecho de ajustar el medidor, si se pretende que sus mediciones deban cumplir con ciertas normas).

Se dice entonces que el medidor de nivel sonoro está calibrado, aunque en realidad está chequeado en el único o muy pocos puntos que el calibrador portátil ofrece. Obviamente no puede emitirse un certificado válido de calibración al hacerse un chequeo de esta manera.

En caso de que el nivel se desvíe significativamente de los valores nominales del “calibrador” y / o no sea posible ajustar la ganancia del instrumento para producir resultados estables y correctos, se necesita efectuar una verificación exhaustiva del medidor de nivel sonoro Y DEL “CALIBRADOR” como la verdadera calibración detallada en primer término. 

Hemos hablado sobre la necesidad de medir correctamente. Como veremos, estrictamente hablando no puede medirse de forma exacta pues cualquier dispositivo de medición, ya sea el velocímetro del auto, una regla para medir distancias, o un medidor de nivel sonoro, solo puede estimar el verdadero valor real del parámetro que está midiendo.

Una incertidumbre de medición siempre estará presente. El alcance de la calibración es llevar esta incertidumbre dentro de los límites o tolerancias dados por el fabricante o por normas. Para los medidores de nivel sonoro, el ancho de este intervalo aceptable de estimaciones dependerá del Tipo o Clase a la que pertenezca el equipo.

Clases de instrumentos

Según la norma internacional tan conocida IEC 60651 o su reemplazo IEC 61672, los instrumentos de medición de sonido se dividen en diferentes Tipos (o Clases), dependiendo de su precisión. Un número más bajo indica mejor calidad y precisión en las mediciones.

Las normas nacionales y / o internacionales aplicables en cada país pueden imponer diversas restricciones sobre los tipos de instrumentos que puede utilizar para una tarea de medición determinada. Aunque la mayoría de las normas nacionales en América del Sur son muy similares a las normas IEC nombradas.

Obviamente, el medidor de nivel sonoro no es la única parte que está afectada por las incertidumbres. El fenómeno también se aplica a los “calibradores” portátiles de sonido. Por lo tanto, también estos últimos se han dividido en varios tipos / clases dependiendo de la precisión del nivel sonoro generado y su capacidad de mantener un nivel y frecuencia estables. Y por supuesto, no debe utilizarse nunca un “calibrador” de clase inferior al sonómetro en cuestión. Esto es para garantizar que las mediciones realizadas con precisión de alta calidad realizada con buenos medidores de nivel de sonido correctamente calibrados y certificados por un laboratorio adecuado no se arruinen por una “calibración” inexacta al utilizar un “calibrador” portátil con mayor incertidumbre.

Entonces, si un trabajo complejo en un laboratorio adecuado con instrumentación sofisticada y realizado por técnicos entrenados evidentemente costará más que un chequeo puntual (que algún proveedor poco escrupuloso se atreva a certificar), por qué puede ser MÁS CARO NO PAGAR UNA CALIBRACIÓN?  

Básicamente porque como se estableció al comienzo, muchas veces se tomarán acciones legales basadas en los niveles de sonido y ruido medidos. Y cuando quienes estudien legalmente el informe de mediciones no encuentren un certificado adecuado, todo el trabajo debería repetirse después de realizar una calibración y certificación adecuadas. Y si bien esto claramente representará un costo extra respecto a hacerlo bien desde la primera vez, mucho más oneroso será cuando la falla recién fuera expuesta durante la acción legal pues las pruebas ofrecidas no estarán adecuadamente sustentadas.

 

  • Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.