La trazabilidad metrológica

La definición de Trazabilidad metrológica se establece en el VIM (Vocabulario Internacional de Metrología) como: 
"Propiedad de un resultado de medida por la cual el resultado puede relacionarse con una referencia mediante una cadena ininterrumpida y documentada de calibraciones, cada una de las cuales contribuye a la incertidumbre de medida".
La Conferencia Internacional sobre Acreditación de Laboratorios de Ensayo (ILAC por el inglés International Laboratory Accreditation Cooperation) considera que los elementos necesarios para confirmar la trazabilidad metrológica son:

- Una cadena de trazabilidad metrológica ininterrumpida a un patrón internacional o a un patrón nacional,

- Una incertidumbre de medida documentada,

- Un procedimiento de medida documentado y

- Una competencia técnica reconocida.

Por supuesto, hablamos de la trazabilidad metrológica al Sistema Internacional de Unidades SI (ILAC P-10:2002) y los requisitos parecen bastante simples. Sin embargo, cuando hablamos de instrumentos de medición de contaminantes en los ámbitos laboral y medio ambiente, estos requisitos y esta trazabilidad metrológica cobran un estricto sentido de cumplimiento ya que el primer paso para confiar la vida de personas a decisiones tomadas en función de la lectura de un instrumento es que ese mismo instrumento se encuentre fehaciente e idóneamente calibrado.

Para entender mejor la importancia de la trazabilidad metrológica, veámos con detenimiento cada uno de los requisitos.
a) Una cadena ininterrumpida de comparaciones que se remite a referencias determinadas aceptables para las partes, por lo general un patrón nacional o internacional;


b) incertidumbre de medición: la incertidumbre de medición para cada paso de la cadena de trazabilidad se deberá calcular o estimar de acuerdo con métodos acordados, y se debe declarar de modo que se pueda calcular o estimar una incertidumbre total para la cadena completa;

c) documentación: cada paso de la cadena se deberá realizar de acuerdo con procedimientos documentados y generalmente reconocidos, los resultados se deben registrar;.

d) competencia: los laboratorios u organismos que realizan uno o más pasos de la cadena deben presentar evidencias de su competencia técnica;

e) referencia a las unidades del SI: en los casos posibles, la cadena de comparaciones debe terminar en los patrones primarios para la realización de las unidades del SI.

En principio, todos los patrones o materiales de referencia del país deben tener una cadena de trazabilidad originada en los patrones o materiales de referencia del Instituto Nacional de Metrología de cada país. . 

En Argentina, los patrones o materiales de referencia con trazabilidad metrológica a Institutos Nacionales de Metrología de otros países como pueden ser el NIST (Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos), el PTB (Oficina de Pesos y Medidas de Alemania), entre otros, son válidos si existe un acuerdo de reconocimiento mutuo (MRA) con el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), es decir, el INTI, como máxima autoridad en metrología de nuestro país, reconoce al NIST y a la PTB como Institutos Nacionales de Metrología de los EE.UU. y Alemania; y el NIST y PTB reconocen al INTI de la misma manera.

Todos estos institutos de metrología participan de las comparaciones clave organizadas por la Oficina Internacional de Pesas y Medidas (BIPM por el francés Bureau International des Poids et Mesures) o por organizaciones regionales de metrología de reconocimiento mutuo, que es la forma de evaluar el estado de los patrones de referencia.

 

EJEMPLO

Para ejemplificar, veámos el caso de una larga cadena de trazabilidad de un instrumento simple que utilizamos casi a diario en nuestra vida pero que técnicamente acarrea la intervención de una gran cantidad de otros instrumentos. Nos referimos a una regla de acrílico.

siafa trazabilidad

Todas las cadenas de trazabilidad deben ser continuas y con origen en un Instituto Nacional de Metrología, donde quizás en la trazabilidad de ese calibre, intervino uno o varios laboratorios (un solo laboratorio podría llegar a tener todos los instrumentos mencionados anteriormente en la cadena) donde la referencia (el primer eslabón de esa cadena) en nuestro país es el INTI.

Nuestro Laboratorio de Calibraciones, con más de 20 años de trayectoria y certificado ISO 9001 desde el año 2003, junto al certificado e informe técnico -correspondiente a la calibración de cada instrumento de nuestros clientes- hace entrega de copia del certificado de nuestro patrón, en el cual figura el eslabón anterior de la cadena de trazabilidad, siendo él o los patrones utilizados en la calibración de nuestro patrón pertenecientes al laboratorio que emitió dicho certificado, pudiendo ser este el Instituto Nacional de Metrología o bien otro laboratorio que cumpla con el requisito de tener sus patrones calibrados en dicho Instituto Nacional de Metrología o con trazabilidad metrológica a éste.

 

OTRO EJEMPLO

Para la calibración de un medidor de nivel sonoro la trazabilidad metrológica no puede ser mediante un calibrador manual que sólo posee uno o dos valores de nivel sonoro (ej. 94 dB o 114dB a 1 kHz y se debe utilizar solamente para verificar el estado parcial del medidor de nivel sonoro antes de cada medición) cuando realmente existe un amplio espectro de frecuencias (Hz) y niveles (dB) en las que los medidores de nivel sonoro varían su sensibilidad y respuesta, por ello deben ser calibrados con otro tipo de calibrador que permita generar distintos niveles de sonido a distintas frecuencias y estos valores deben tener la trazabilidad correspondiente.

Una calibración puede ser directa o por comparación, lo que implica que la trazabilidad está referida a patrones diferentes, por ejemplo en el caso del sistema de medición del patrón de referencia de la imagen a continuación es una calibración por comparación de dos generadores de sonidos, medidos por un frecuencímetro y un distorsímetro, que son utilizados como medio de comparación, donde el patrón de sonido es el pistófono de referencia. En cambio la calibración de un medidor de nivel sonoro es de forma directa, es decir un calibrador acústico (generador de sonido) aplica directamente distintos niveles de sonido a varias frecuencias sobre un medidor de nivel sonoro y se notan las diferencias.

siafa trazabilidad

Izquierda: Calibrador acústico manual con posibilidad de generar 2 niveles de sonido (94 dB y 114 dB) a 2 frecuencias diferentes (250Hz y 1 kHz)

Derecha: Calibrador de banco con posibilidad de generar distintos niveles de sonido ( de 70 a 125 dB en pasos de 1 dB) a muchas frecuencias diferentes

Si usted tiene dudas sobre la idoneidad de la calibración de alguno de sus instrumentos o si simplemente quiere hacernos llegar sus comentarios o sugerencias, lo invitamos a contactarnos a través de los canales de siempre.

 

  • Mediante un acuerdo con el IRAM, Siafa ofrece las normas originales ISO, IRAM y otras; licenciadas directamente a nombre del usuario final, y al mismo precio de lista que en el IRAM, o aún menor..!
    Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.