Monitor de gases QRAE 3

El Monitor de gases QRAE 3 de RAE Systems es un monitor de gases por difusión natural o por bomba de aspiración forzada, de uno a cuatro sensores, resistente y versátil que proporciona un control efectivo de la exposición continua a oxígeno (O2), combustibles y gases tóxicos, incluido el sulfuro de hidrógeno, (H2S), el monóxido de carbono (CO), el dióxido de azufre (SO2) y el cianuro de hidrógeno (HCN) a los trabajadores y a los equipos de intervención en entornos peligrosos. 

Características generales:
Activación de lecturas del detector de gases y del estado de la alarma en tiempo real mediante moderna tecnología inalámbrica. Notificación sin confusión posible de los estados de las alarmas de forma inalámbrica local y remota mediante cinco vías.  Interfaz de usuario intuitiva con dos botones de fácil manejo.  Diseño robusto y resistente a prueba de golpes.  Carcasa resistente al agua y al polvo IP-65/67. El modelo con bomba eléctrica interna cuenta con filtrado de polvos y partículas para asegurar y no dañar la bomba de aspiración o los sensores.

Aplicaciones:  
• Acceso a espacios confinados, seguridad general y cumplimiento de normativas sectoriales.
• Seguridad industrial.
• Petróleo y gas.
• Detección de "gemelos tóxicos" (HCN y CO) en incendios.
• Medio ambiente.
• Servicios de emergencias y bomberos.
• Industria química.
• Industria farmacéutica.
• Industria de las telecomunicaciones.

 

  • Desde hace más de 20 años Siafa posee un laboratorio de Calibraciones y Mantenimiento de todas las marcas existentes en el mercado argentino.
    Siafa también presta los servicios de Mediciones, Alquiler de Instrumentos y gestión de Análisis Químicos.
  • Para comunicarse con nosotros:
    Puede enviarnos un mensaje a ventas@siafa.com.ar
    Comunicarse vía telefónica al 011 4684 2232.
    Visitar la sección de nuestro sitio SIAFA Web
     
    NOTA: Siafa y las empresas fabricantes cuyos productos comercializamos en Argentina, se esfuerzan de buena fe para proveer información técnica confiable y de calidad en el uso de instrumentos y la aplicación de los mismos. Sin embargo, no podemos garantizar que la información suministrada sea suficiente para cumplir con un método, una especificación o cualquier tipo de normativa, incluso que este material no esté libre de errores. Se recomienda tener una copia de un método o especificación aprobada por una autoridad regulatoria o una organización de profesionales.